Como mejorar el vocabulario de tus niños

ninia leyendo

La comunicación en los niños fomenta una sensación de seguridad y confianza, además de minimizar la frustración al poder darse a entender. Al ir adquiriendo vocabulario pueden transmitir de manera efectiva su sentir, darse a entender y resolver sus inquietudes.

Usa palabras de adulto en las conversaciones con tus hijos.

La exposición a nuevas palabras genera curiosidad a los niños. Asegúrate que no se queden con duda y siempre pregunten cuando no entienden alguna palabra. Ármate de paciencia, interrumpe la conversación y explica en los términos más entendibles que encuentres.

Deja que tu hijo cuente la historia.

Si le lees a tu hijo antes de dormir, estás ayudándolo a ampliar su vocabulario, sobre todo si tienes posibilidad de variar los cuentos, aunque a veces quieren el mismo los 365 días del año. De vez en cuando pídele a tu hijo que invente su propio cuento. Si requiere ayuda, dale un marco general, la tierra de los dinosaurios, una nave espacial, o un barco pirata; también le puedes dar un problema a resolver, como descubrir quién se robó la mermelada, un escape aventurero o apresar bandidos en el lejano oeste. Permite que tu hijo lleve la conversación hasta donde su imaginación llegue.

Por medio de preguntas, puedes contribuir con la historia e introducir nuevos conceptos. Si tu hijo habla de bandidos del oeste, puedes preguntar si eran fugitivos. Si acaso desconoce esa palabra, explícala, úsala en una oración y permite que la articulación de ideas desemboque en nuevas palabras que tu puedes sugerir.

Conversa con tus hijos constantemente.

La manera más simple de mejorar su vocabulario es hablando más. Una conversación estimula la práctica de las palabras aprendidas. Para niños que aún no hablan, lo que funciona es el ir describiendo las actividades que una hace, tales como “ya nos vamos a dar la vuelta” y “ estoy cocinando un pollo”. Realmente absorben todo lo que escuchan, no hay que subestimarlos.

Como corregir los errores.

Es natural que se equivoquen al pronunciar o en el uso mismo en una oración. Uno de mis hijos me pidió que “le desnudara la cuerda”, pues estaba llena de nudos.

La mejor manera de enseñarles es refraseando lo dicho de manera correcta, sin hacer observaciones en el error. Los niños captan sus errores por si mismos. La respuesta a la petición de “desnudar la cuerda” fue “con gusto te ayudo a desanudar la cuerda”.

Habrá ocasiones que haya que repetir las palabras una infinidad de veces antes de que puedan entender el concepto por completo. Serenidad y paciencia.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comments

Wendy

Author: Wendy

Share This Post On