Crashcourse de Baby-led Weaning

Baby_weaning_day_one_avocado2

El aguacate es buena opción para probar el BLW!!

¿Qué es la alimentación autoregulada?

Baby-led weaning, también conocido como alimentación autoregulada o alimentación complementaria a demanda es una manera de introducir comidas sólidas en la dieta del bebé, permitiendo que se alimente por sí mismo –sin usar cucharas y ni papillas. El bebé se sienta con el resto de la familia a la hora de la comida usando sus manos para comer.

A los seis meses, los bebés alcanzan una madurez motora que les permite sentarse erguidos, coger pedazos de comida, llevárselos a la boca y masticarlos; es decir, se pueden alimentar ellos solos.

 

Beneficios de BLW:

  1. Permite al bebé descubrir sabores, texturas, colores y olores
  2. Fomenta la independencia y la confianza en sí mismo
  3. Le ayuda a desarrollar y mejorar la coordinación ojo-mano y la masticación
  4. Puede comer básicamente lo mismo que el resto de la familia, sin condimentos
  5. Cualquier bebé sano puede empezar a alimentarse solo alrededor de los seis meses de edad. Sólo necesita que se le de la oportunidad de hacerlo.

 

¿No se ahogará?

La probabilidad de atragantamiento es la misma que con cualquier otro método de introducción de alimentos sólidos. De hecho, cuando permitimos al bebé controlar lo que se lleva a la boca, le estamos ayudando a aprender a comer de manera segura.

¿Cómo empiezo?

  • Sienta al bebé erguido, frente a la mesa, ya sea en tu regazo o en una periquera. Comprueba que su postura es estable y que puede utilizar las manos y los brazos libremente.
  • En lugar de darle la comida, ofrécesela; ponla frente al bebé o déjale que la coja de tu mano, de manera que sea él quien decida.
  • Comienza con comidas que sean fáciles de agarrar: al principio, lo mejor son los palitos o las tiras. Introduce nuevas formas y texturas de manera gradual, para que tu bebé pueda descubrir cómo manejarlas.
  • Ofrécele comidas variadas, le estás dando la oportunidad de descubrir diferentes sabores y texturas y te aseguras de que obtiene todos los nutrientes que necesita.
  • Incluye al bebé en las comidas familiares siempre que puedas. Cuando sea posible –y apropiado para un bebé-, ofrécele la misma comida que estés comiendo, de manera que pueda imitar lo que tú haces.
  • Sigue ofreciéndole el pecho o el biberón como siempre. La leche es la principal fuente nutricional del bebé hasta que tiene un año. Cuando el bebé necesite menos leche, reducirá las tomas por si mismo.
  • No distraigas o apresures al bebé mientras esté manipulando la comida; deja que se concentre y se tome su tiempo.
  • No le metas comida en la boca ni trates de convencerlo para que coma más. El propósito es que el bebé empiece a madurar su proceso de alimentación por sí mismo.
  • Evita alimentos con sal o azúcar añadidos, comida rápida, miel, mariscos o huevos crudos. La introducción de alimentos debe de ser guiada por un pediatra.

 

Seguridad en la comida:

  1. Asegúrate de que tu bebé se sienta erguido para comer.
  2. No le ofrezcas frutos secos o semillas enteras.
  3. Corta por la mitad alimentos pequeños, como aceitunas o cerezas; los alimentos grandes córtalos en tiras, como la zanahoria o la jícama.
  4. No dejes que nadie, excepto el propio bebé, ponga comida en su boca.
  5. Nunca dejes al bebé solo mientras esté comiendo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comments

Wendy

Author: Wendy

Share This Post On